TOO FACED BETTER THAN SEX-WATERPROOF


Cuando Too Faced lanzó la versión waterproof de una de mis máscaras favoritas, fui corriendo a Sephora a cogerla, ya que la versión normal de Better Than Sex es una de esas pocas máscaras con las que el rizo de mis pestañas aguanta. Tenía muchas expectativas con la versión waterproof y que los resultados deberían ser sublimes.

Se presenta con el mismo packaging, aunque diferente color y en la superficie tiene relieves en forma de gotas de agua. La forma del gupillon es la misma que la versión original: reloj de arena.

Empecé a utilizarlo con mucho entusiasmo, pero me llevé una decepción. No notaba ninguna diferencia. Es cierto que las máscaras waterproof suelen ser un poco más líquidas y me gusta que tengan la textura más espesa. Conforme va pasando el tiempo cambia la textura, pero esta máscara tarda demasiado en espesar.

Por otro lado, las cerdas del gupillon me parecieron más rígidas que la versión original y, la mayoría de las veces, me pincho las raíces de las pestañas. Además, hay que trabajar mucho para no manchar los párpados y conseguir un efecto decente. Para que no manche, tengo que levantar un poco el párpado para llegar a las raíces.


Alarga las pestañas un poco pero le falta aportar volumen. Por lo que leí en internet, la gente no está muy contenta porque la máscara acababa en el contorno de ojos, dejándolos como un mapache. Yo no tuve este problema, de hecho, aguantó bien y se limpia sin problema con un bifásico o aceite desmaquillante.

Tengo que reconocer que con máscaras más baratas, he conseguido efectos impresionantes. Esta vez, me quedo con la versión original, que me aportó mejores resultados. 

Su precio es de 23,50€.

¿Habéis probado la versión waterproof de Better Than Sex? ¿Cuál es vuestra máscara favorita, alguna sugerencia?