BASICS: Coloretes - tipos y modos de empleo

Coloretes.... imprescindibles en un neceser. Ya casi me parece oir a algunas de vosotras diciendo "sin mi colorete, no salgo" :))) Es verdad, pueden ser nuestros mejores o peores aliados dependiendo de su uso, porque todos sabemos que la frontera entre un maquillaje atrevido y parecer un payaso recién salido del circo, es muy fina en ocasiones  :B

No todo el mundo debería aplicar el colorete del mismo modo, ya que cada persona tiene una estructura facial diferente. Lo más importante es destacar las mejillas sin exageración. ¡Pero ojo!, muchas veces para aplicarlo correctamente hay que sonreir. Aunque sin exageración, no es cuestión de emular al joker de Batman :))). Si se nos va la boca, la parte donde aplicamos el colorete, cuando dejamos de sonreir, volverá a su sitio y veremos que destacamos la zona equivocada. Para aplicarlo hay que sonreir poco para poder ver las zonas más altas de las mejillas.

Vamos a echar un vistazo a los diferentes tipos de coloretes y su utilización.

Coloretes en polvo:




El colorete en polvo es el más fácil de aplicar. Hay que tener en cuenta que la brocha siempre tiene que estar limpia, de otro modo, a la hora de aplicar el colorete, afectaría a su color. El colorete en polvo es más conveniente para pieles grasas y, también, para las que tienen imperfecciones y manchas. 

Para aplicarlo bien primero sonreimos un poco y vamos aplicandolo poco a poco con una brocha de colorete y soltando el exceso de producto. Luego lo difuminamos hacia la línea capilar, suavizando los bordes. Seguimos difuminando pero dejando más producto en la zona más alta de la mejilla para destacarlo más. Cuando terminamos, el producto debe estar bien difuminado y equilibrado.

TRUCO:  

1- No debemos emplear los coloretes como sombra de ojos, ya que crearían un efecto de cansancio en los ojos.

2- Los coloretes que llevan "shimmer" se deben aplicar con cuidado. En algunos casos rellenan las líneas de expresión, lo que destacaría aún más las arrugas.

Coloretes en crema:


Si tenéis piel seca, éste puede ser una buena opción. Al ser cremosa, aportará una hidratación extra. Sin embargo, si tienes piel grasa, te gustan los coloretes en crema y no te causan ácne, también puedes utilizarlos, pero te van a salir más brillos. Los coloretes en crema, en general, hay que aplicarlos bien difuminado. Utilizamos los dedos o una brocha tupida (la brocha mofeta es apta para ello). Hay que tener en cuenta que estos tipos de coloretes son muy densos y más duraderos. Así que id aplicando poco a poco hasta conseguir el color deseado, porque no tenemos opción de deshacernos del exceso de producto,  como en el caso de los coloretes en polvo. Seguidamente, difuminamos hacia la línea capilar. Para que dure más, podemos aplicar colorete en polvo del mismo color encima.

Coloretes líquidos y de gel:



Los coloretes líquidos son ideales para piel grasa. El mejor resultado, en mi caso, se consigue con los dedos. Conforme vamos difuminando el color aplicamos la cantidad que consideremos necesaria. Hay diferentes tipos de coloretes líquidos. Algunos se difuminan como si fuera de crema. Pero si utilizamos algo como Benetint o Posetint, tenemos que darnos prisa ya que se secan muy rapido y no queremos salir a la calle con un pegote en las mejillas. Una vez aplicados, no se quitarán hasta que nos lavamos la cara.
Por otro lado, los de gel no son aptos para pieles secas, ya que se secan enseguida.

TRUCO: 

1- Para poder dar más luminosidad a la cara, se puede aplicar, poca cantidad, en la zona más alta de la mejilla, de un labial cremoso o una crema de labios estilo vaselina.
2- ¿Hemos aplicado demasiado color? No pasa nada. Cogemos la brocha con la que aplicamos la base y pasamos encima del colorete. La brocha tendrá restos de la base y va a tapar el exceso del colorete.


  • Los coloretes en polvo son ideales para pieles con manchas o imperfecciones, mientras que los coloretes de crema/gel son mejores para pieles sin imperfecciones o manchas.

Coloretes Mousse:



Hablando de coloretes mousse, hay que recordar los famosos  "dream mousse de maybelline" :P Estos coloretes son fantásticos para pieles secas. Son fáciles de aplicar y difuminar. Como el colorete en crema, si aplicamos con los dedos, con el calor del dedo se aplicará mejor. Este colorete a mí me saca brillos.


Hay muchas opciones en el mercado. ¡No os asustéis! No es muy difícil de encontrar el color adecuado para vuestra piel. 

Tengo imperfecciones y manchas derivadas del ácne. Por lo tanto, el colorete en polvo es mi caballero de polvorienta armadura, que acude al rescate de una tierna damisela en apuros. Aunque en ocasiones le soy infiel y uso algunos coloretes líquidos :)))

 
¿Cuál es vuestro favorito?
¿ Cambiáis el tipo de colorete dependiendo de las ocasiones?





No hay comentarios

Agradezco mucho tus comentarios, pero, por favor, no dejes links a tu espacio/blog/página. Gracias!